• 2020-10-20
0 Comentarios

Una luz de optimismo

Se abre un nuevo capítulo en la historia del Externado, favorable a su institucionalización y democratización. EL RADICAL se complace con los resultados de la elección, saluda a los nuevos Consejeros y les ofrece sus páginas.

Se llevaron a cabo por fin las elecciones de profesores al consejo directivo de la Universidad y su resultado arroja una luz de optimismo sobre el futuro del Externado. Atrás quedaron todos los obstáculos y triquiñuelas impuestos por los organizadores del evento, así como las restricciones a los votantes y hasta los problemas técnicos a la hora de votar. Con sus votos, los profesores castigaron de modo abrumador al rector Henao a su equipo de administración, encabezado por la secretaria general Marta Hinestrosa y la decana de Derecho Adriana Zapata. De los 681 votos depositados, 457 lo fueron por listas de candidatos que se oponían al modo opaco y arbitrario con el que se ha gobernado el Externado durante estos años.

A pesar de esa merecida reprimenda, el rector ha debido reconocer públicamente, el mismo día de las elecciones, que respeta los resultados y que se somete al mandato expresado en la votación. Habría sido un pequeño gesto de grandeza que habría permitido comenzar desde ese mismo día la recomposición de la Universidad y la preparación de las reformas que se requieren. No ha sido así. Ha preferido continuar con su estrategia insidiosa de propalar infundios sobre quienes no están de acuerdo con su modo de proceder y pedirle a otros que hablen por él e intenten sostener por unas semanas más el cascarón triunfalista con el que ha pretendido resguardarse durante estos años, sin éxito alguno.

Pero en fin, dentro de poco la administración de Henao será un recuerdo y el Externado seguirá adelante para recuperar todo lo perdido. Bien lo han recordado muchas personas durante esta semana, evocando la segunda parte de la frase que lleva el escudo del Externado: “¡La luz no se extingue!”. En las celebraciones del resultado electoral era evidente el compromiso de muchos, incluso gentes ajenas a la coyuntura de la votación, con la restauración de esa Universidad de vanguardia para Colombia que ha sido históricamente el Externado: pujante, libertaria, progresista, laica y rigurosa.

Así las cosas, los ocho miembros del nuevo consejo directivo (seis profesores, dos estudiantes) tienen por delante un tremendo desafío: en sus manos está modernizar la penosa administración que ha tenido atascada a la Universidad, expandir sus horizontes académicos, acabar con el maltrato laboral a los profesores y empleados, y garantizar estabilidad en sus empleos, darle cabida a las iniciativas de los estudiantes, recomponer las relaciones rotas y fijar los propósitos comunes de esa comunidad plural, deliberante y exigente de personas libres que forma la Universidad.

EL RADICAL seguirá empeñado en la democratización, institucionalización y modernización de la Universidad. La convocatoria a elecciones, muy a pesar del anhelo que tenía la actual administración de perpetuarse, ha sido un logro importante de quienes desde estas páginas veníamos reclamándolo hace ya casi tres años, como un paso inicial para la recuperación de la Universidad. El trabajo rebelde y periodístico de este periódico movió los cimientos del Externado y creó las condiciones para que pudiera disentirse de lo que antes no se podía.

EL RADICAL seguirá ejerciendo su función crítica, de manera que quienes creen que aquí termina este esfuerzo maravilloso de decir la verdad y soportar la persecución y hasta la estigmatización y exclusión de algunos supuestos amigos, están equivocados.

Es también pertinente aclarar que EL RADICAL no patrocinó ninguna lista para las elecciones, ni forma parte del equipo de trabajo de ninguna de las personas elegidas.

En estas mismas páginas se publicó, en la edición del 21 de agosto de 2020, un manifiesto con veinte propuestas para la reforma de la Universidad (si quiere leerlo, haga clic aquí), manifiesto que resume el ideario, el compromiso y los anhelos de quienes hemos sostenido el periódico. Para la realización de esas propuestas el nuevo consejo directivo encontrará en las páginas de este periódico un aliado leal y diligente. Si por el contrario, el nuevo consejo directivo prefiere mantener las cosas como están, encontrará aquí la misma desaprobación y reclamos que hemos dirigido a la administración actual. Pero sea cual sea el giro que de ese consejo, encontrará en estas páginas escrutinio sin complacencia, crítica racional y llamado al debate permanente de ideas.

Si algo quedó atrás con las elecciones del 30 de septiembre fue el Externado de los conciliábulos, del vasallaje, la adulación, el miedo y el secreto. Pierden su tiempo quienes, aferrados a esos disvalores, pretenden sembrar la discordia entre quienes vamos a sacar adelante la Universidad, sí o sí.

Finalmente, EL RADICAL entiende que está derribada la barrera del miedo y de la intimidación que les impidió a muchos atender la invitación a escribir en estas páginas. Les reiteramos que aquí hay cabida para todos los externadistas de todas las horas. ¡Bienvenidos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *