• 2021-05-03
0 Comentarios

Que comience ya la institucionalización

Los nuevos profesores del consejo directivo de la Universidad tienen una tarea titánica: poner en marcha el cambio y acabar con la desidia de una caduca administración.

Por: Jorge Fernando Perdomo.
Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Externado de Colombia.
Jorge Fernando Perdomo, profesor de la Universidad Externado de Colombia.

Con el resultado de las elecciones al consejo directivo de la Universidad Externado de Colombia resurgió la esperanza en los cambios necesarios para una total institucionalización de la Universidad. Sus nuevos miembros, por lo menos la mayoría de ellos, llegan allí como independientes, motivados por el deseo de cambio, democracia y desarrollo; aterrizan de forma propicia para arreglar el caos existente, no solo porque poseen excelsas calidades personales y académicas (así los perdedores de las listas oficialistas hayan empezado a descalificarlos), sino también porque precisamente han recibido un mandato contudente de los electores que con el voto rechazaron la política del secretismo y de la falta de transparencia de la actual administración de Juan Carlos Henao.

Harán equipo con los representantes de los estudiantes en el consejo directivo, a quienes desde aquí deseo hacerles un especial reconocimiento por la seriedad y profundidad con las que han venido debatiendo los problemas de la Universidad, así como por la prudencia mantenida durante el debate electoral; lo que se avizora es un equipo ganador. Reciben también el inmenso legado de maestros como Saúl Sotomonte, miembro del consejo que siempre y hasta el día de hoy orientó con sabiduría y experiencia, habló claro cuando ello fue necesario (y lo fue las más de las veces), no se dejó coptar y recogió frutos de su cosecha aunque en los últimos años tuviera que arar en tierra infértil; a él mi admiración y gratitud.

Pero el nuevo partido debe comenzar ya, cuanto antes, pues las necesidades abundan, hay mucho por hacer y el tiempo pasa rápidamente. Seguramente los electos se encontrarán con las tradicionales dinámicas de funcionamiento de la Universidad que son las que han impedido los cambios transformadores y con el ya conocido letargo rectoral. Ello, no obstante, es motivo suficiente para impulsar con vehemencia las nuevas ideas, abrir la Universidad hacia la sociedad-mundo y propiciar la unidad y la cohesión de toda la comunidad externadista, algo que ha querido ser resquebrajado por unos pocos a través de la estrategia de crear bandos.

Las propuestas de cambio se han venido construyendo en los últimos meses entre todos, a partir de lo expuesto por los mismos candidatos y listas, de lo que muchos estudiantes, profesores y funcionarios de la Universidad debatieron en público y en privado, y de lo que incluso nosotros desde EL RADICAL condensamos en veinte propuestas en una edición anterior. De todo ello, de esas reflexiones, deberá salir la ruta democrática externadista para los próximos años.

Auguro éxito a los nuevos miembros del consejo Directivo; tienen una tarea histórica ante sí y ella esta vez no es el continuismo, ni el ascendente autoproclamado, ni el descendente ejecutado. Simplemente deseo llamarla “institucionalización”, para que la Universidad camine hacia el progreso y se consolide como lo que todos queremos, la mejor Universidad de Colombia.    

Adenda: inaceptable los comentarios destemplados y groseros de algunos profesores del Departamento de Derecho Penal de la Universidad refiriéndose a los nuevos miembros del consejo directivo y a otros profesores críticos a la actual administración.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *