• 2022-11-23
0 Comentarios

Profesores que aspiran al consejo directivo pasaron al tablero en EL RADICAL

Las cabezas de las tres listas que participarán en las elecciones para definir los representantes de los profesores al consejo directivo dieron a conocer a EL RADICAL sus principales propuestas para el periodo 2022 - 2024.

El próximo jueves 27 de octubre se realizarán las elecciones para elegir a los representantes de los profesores al consejo directivo de la Universidad Externado de Colombia.

EL RADICAL, con el ánimo de contribuir a este proceso electoral, publica a continuación las entrevistas que respondieron las cabezas de cada una de las tres listas para que la comunidad externadista conozca de primera mano la opinión y posición de quienes aspiran al consejo directivo y qué es lo que proponen hacer en los próximos dos años. 

Las preguntas que envió el medio fueron respondidas por los profesores Juan Carlos Expósito Vélez, cabeza de la Lista 1; Luis Ferney Moreno Castillo, cabeza de la Lista 2; y Eric Tremolada Álvarez, cabeza de la Lista 3.

Juan Carlos Expósito, cabeza de Lista 1
 
Juan Carlos Expósito

1. ¿Cuál es la principal propuesta de su lista?

Nuestra propuesta es multidimensional y está basada en 3 pilares fundamentales, orientados al fortalecimiento institucional y misional de nuestra Universidad.

El primero es el tema académico y de investigación, donde enfocamos nuestras acciones esencialmente a fortalecer la oferta académica, lo que supone trabajar activamente con la administración para robustecer la ruta que garantice la acreditación nacional e internacional de la Universidad, sus facultades y sus programas; promover la flexibilización de la oferta institucional para lograr una educación interdisciplinaria e impulsar la definición de la estrategia para garantizar la presencia de los programas de todas las unidades académicas de la Universidad en las regiones.

El segundo es la promoción y estabilidad docente: los docentes, junto con los estudiantes, son el principal “activo” de nuestra Universidad, en este sentido, nuestro compromiso se centrará en promover que en el estatuto docente se inserte una reglamentación donde converjan los principios de promoción, estabilidad y sentido de pertenencia de los profesores, para lo cual es ineludible el reconocimiento de los perfiles de docencia, investigación y experiencia profesional, así como su trayectoria en la universidad, lo que a su vez redundará en la calidad académica y el bienestar de nuestros estudiantes.

Trabajaremos por evitar la desmejora de las condiciones laborales de los profesores, sin perder de vista la gestión óptima de los recursos, así como el equilibrio y la sostenibilidad económica y financiera de la Universidad.

El tercero es el fortalecimiento institucional, para lo cual consideramos ineludible avanzar en la construcción de una política de bienestar y estímulo al personal docente, administrativo y estudiantil.

De otra parte, trabajaremos por modernizar y simplificar los procesos administrativos de cara a la gestión de las facultades, unidades académicas y a los estudiantes de pregrado y posgrado, en consonancia con la definición del plan estratégico de la Universidad.

Nuestras acciones estarán encaminadas a la adopción de medidas orientadas a fortalecer la misión de la universidad con criterios de inclusión, teniendo en cuenta su sostenibilidad económica y financiera, es decir, su liquidez y su solvencia, sin sacrificar al personal docente.

2. ¿Qué espera dejar a su paso por el consejo directivo?

En consonancia con los ejes planteados en la propuesta programática, estamos comprometidos con la representación del cuerpo docente ante el consejo directivo de la Universidad y con el desarrollo de un conjunto de políticas que contribuyan a mantener a nuestra Alma Máter como una de las mejores universidades del país.

3. ¿Aspiraría a ser reelegido, a ser decano o rector?

Somos una lista comprometida con la representación de los profesores ante el consejo directivo y no tenemos otra aspiración en este momento.

Ahora, consideramos importante contar con reglas claras para ese tipo de situaciones, por la ventaja competitiva que ello supone.

4. ¿Usted cree que a los docentes que no tengan título de doctor deben retirarse de la Universidad Externado?

La labor docente, que es la esencia del cumplimiento misional de la universidad, no está condicionada ni puede fundamentarse exclusivamente en la obtención de un título académico de doctorado. Si bien, la institución universitaria debe propender por lograr la excelencia académica y formación continua de su cuerpo profesoral, la no obtención de dicho título, no puede fundamentar el retiro o desvinculación de un docente de su cátedra.

La docencia se sustenta en la trasmisión del conocimiento, del entendimiento, al igual que de los valores y la experiencia. En este sentido, un estatuto docente debe reconocer estos elementos y no solamente criterios de titulación.

5. ¿Usted cree que a quienes vayan al exterior como becarios de la Universidad les deben computar ese tiempo que estén afuera como tiempo de trabajo computable para su futura jubilación?

Sí, el programa de becarios para estudios en el exterior es una importante política que contribuye al fortalecimiento de la calidad académica y de investigación de la Universidad, potencia sus relaciones con la academia de otros países y, en general, contribuye con sus objetivos institucionales.

En esa medida, consideramos adecuado que las personas que sean beneficiarias del apoyo y la (co) financiación de la Universidad para su formación en el exterior tengan un contrato especial con la Universidad, durante el tiempo de sus estudios, que les permita cotizar al sistema de pensiones y mantener las coberturas en salud.

Así está actualmente reglamentado en la Universidad y así consideramos importante que se introduzca en el estatuto docente, como política de estímulo de la carrera docente y con la obligación del becario de dedicar tiempo completo a sus estudios, así como pertenecer y contribuir durante su desarrollo a los grupos de investigación de la Universidad.

6. Hay miembros del consejo directivo actual que dicen qué hay que votar por su lista por que es la más “diversa”. ¿Sin embargo, es diversa en qué? ¿En facultades, unidades académicas (solo están representadas 4 de 14) o diversa en propuestas?

Nos llena de alegría saber que esta lista está siendo reconocida por su diversidad.

La diversidad, entendida como la integración de identidades, pensamientos, ideales y saberes, es la manifestación de la inclusión expresada en este equipo, que se caracteriza por tener diferentes visiones y formas de vivir la carrera docente. No solo porque sus formas de vivir la carrera docente son diferentes, así como sus saberes, sino por la forma misma en la que hemos vivido la Universidad: algunos de nosotros desde cargos directivos. Incluso el profesor Armando Chávez participó en la construcción de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales y otros apasionados por la enseñanza han construido desde el aula, sin más pretensiones que acompañar la formación de nuestros estudiantes. Algunos escribimos para multiplicar el conocimiento y otros hemos salido al sector real para aplicarlo y regresar con nuevos elementos que enriquezcan los saberes y la experiencia del alumnado; algunos de nosotros, conservadores y clásicos, exaltamos el pasado que vio nacer al Externado y otros, modernos y llenos de ideas y de ganas de cambiar; algunos externadistas de formación otros por adopción y formando nuevas generaciones; algunos hombres y otras mujeres y todos convencidos de la importancia de alcanzar, real e indiscutiblemente la equidad de género, así como la equidad en todos los aspectos.

En Externado Summa+ hay docentes con alma de filósofos y soñadores que piensan en el deber ser y otros pragmáticos, que complementan esa visión. En este equipo hay quienes viven el rigor de los procesos administrativos y otros que viven como propios los problemas cotidianos del estudiantado. Algunos viajan al exterior a representar a la Universidad y al país y otros nos representan profesionalmente ante diferentes entidades privadas, de gobierno y muchos más, hacen trabajo de campo en los maravillosos territorios nacionales alejados de Bogotá.

Somos un equipo diverso en estos y muchos sentidos que se complementan y sin buscar la unanimidad, logran un entendimiento global de la Universidad, sus fortalezas y los retos que afronta. Eso sí, el equipo tiene mucho en común a resaltar: el amor y compromiso con nuestra Universidad.

7. Profesor, usted argumenta que las transformaciones de la Universidad debilitan la Facultad de Derecho. ¿Opinan lo mismo todos los miembros de su lista, especialmente los que hacen parte de Figri, Idiomas y Economía?

No hemos tenido la oportunidad de expresar algo así, pero sea este el momento para manifestar nuestra convicción de que las transformaciones redundan en beneficio de la universidad misma al reconocer las fortalezas de las diferentes facultades y unidades académicas y replicarlas en toda la universidad. Facultades como la de Derecho, por ejemplo, se pueden ver beneficiadas de conocer esas experiencias y resultar robustecidas.

*Por decisión del profesor Expósito, las siguientes tres preguntas se respondieron de forma conjunta.

8. Profesor, respecto a las escalas salariales. ¿Considera que hay que seguir pagándole más a los de Derecho frente a otras Facultades? ¿Cómo explica estas tarifas diferenciadas de salario y hora posgrado en las distintas Facultades?

9. ¿Sabía que en la mayoría de Facultades y/o unidades académicas no se paga por dictar en posgrado? ¿Qué opina al respecto?

10. ¿Qué opina de la remuneración de los doctores en Derecho y sus responsabilidades académicas en comparación con la de otros docentes de tiempo completo en las demás facultades?

Consideramos que la base salarial de todos los profesores de la Universidad debe responder a factores objetivos, tales como formación y calidad docente, experiencia profesoral, investigativa y profesional y tiempo de vinculación a la Universidad.

De manera adicional, es importante mantener la posibilidad de establecer otros factores de ingreso de los profesores, que reflejen y estimulen la autonomía, la formación, el crecimiento y la trayectoria de las distintas facultades y unidades académicas y de los programas ofrecidos por éstas.

En este sentido, se considera razonable tener esquemas de remuneración adicional y/o diferencial de las clases de posgrados, que respondan a la consolidación y posicionamiento de programas novedosos, impulsados por el perfil académico y profesional de sus docentes y que tienen un gran impacto y receptividad en la sociedad.

Esto genera un número de estudiantes, de profesores, de programas, de costos y de rendimientos distintos. Todas estas diferencias, no solo respecto de sus integrantes sino de la composición de cada unidad, hacen que su funcionamiento sea diferente y que la comparación resulte insustancial.

Lo procedente no es desmejorar o desmeritar el avance que han logrado los profesores de las facultades más antiguas y robustas, que además han contribuido al desarrollo de las nuevas, sino establecer estrategias y políticas que permitan a las facultades y programas más nuevos o pequeños ir avanzando en esta misma ruta, con mecanismos o sistemas que permitan estimular e impulsar el aumento de los ingresos de sus docentes, todo dentro de una política financiera sana.

Es importante recordar que estos esquemas diferenciales de remuneración de las horas de posgrados facilitan la apertura de diferentes programas, en especial de aquellos que tienen un alto beneficio académico y social y un bajo recaudo de ingresos. Es necesario tener una flexibilidad en el valor de la hora de clase de cada programa de acuerdo con el presupuesto requerido para su instalación.

Asimismo, los mayores valores de la hora de clase de unos programas también contribuyen a las demás líneas educativas que ofrece la universidad. La variabilidad de la escala salarial también incide en la generación de ingresos que pueden financiar otros programas considerando su aporte a las necesidades de formación del país.

Luis Ferney Moreno, cabeza de Lista 2
 
Luis Ferney Moreno

1. ¿Cuál es la principal propuesta de su lista?

Impulsar el actual proceso de cambio al interior la Universidad, para enfrentar los nuevos retos de la educación en el cambiante contexto nacional e internacional. Queremos escuchar a la comunidad externadista, en particular a los profesores y profesoras, para construir un proyecto institucional que garantice:

(1) Un Externado del presente con visión de futuro.
(2) Una sostenibilidad institucional con la adecuada gestión del cambio.
(3) Un estatuto profesoral incluyente que propenda por el bienestar de todos los docentes y sea fruto de la deliberación abierta con todos los estamentos de la Universidad.

2. Si es elegido, ¿qué espera dejar a su paso como miembro del consejo directivo?

La aprobación de un estatuto profesoral incluyente, que sea fruto de la deliberación abierta con todos los estamentos de la Universidad, en especial con los profesores, que serán los principales beneficiarios de este. Adicionalmente, la aprobación de políticas financieras, académicas y administrativas con visión de futuro para el beneficio de la comunidad externadista.

3. ¿Aspiraría a ser reelegido, a ser decano o rector?

No aspiro a ser reelegido. Aunque no hay ninguna prohibición, tampoco he pensado en aspirar a ser decano o rector.

4. ¿Usted cree que a los docentes que no tengan título de doctor deben retirarse de la Universidad Externado?

No, tampoco estamos de acuerdo, por ningún motivo, que los profesores que no tengan título de doctor deban retirarse de la Universidad. Para esto, el estatuto profesoral que se apruebe en el futuro debe reconocer los diferentes roles de los docentes dentro de la Universidad y su importancia. Igualmente, debe contener un régimen de transición con homologaciones y convalidaciones para aquellos que deseen acogerse al mismo. Dicho régimen debe reconocer la trayectoria de todos los docentes, sin importar que tengan o no doctorado, aclarando, eso sí, que se debe continuar con la creación de mecanismos por medio de los cuales la Universidad fomente y facilite el estudio de posgrados (maestría y doctorado).

5. ¿Usted cree que a quienes vayan al exterior como becarios de la Universidad se les debería computar ese tiempo de trabajo para su futura jubilación?

Consideramos que se deben reconocer los periodos de estudio como tiempos de trabajo a quienes cumplan con todo su proceso en lo que se haya pactado, y que atiendan ciertas obligaciones, como la realización de las actividades académicas e investigativas que soporten las unidades académicas y los grupos de investigación a los que pertenezcan. Adicionalmente, los becarios deben actuar como embajadores de los convenios que firma la Universidad con las del exterior en las que realizan sus estudios.

Eric Tremolada, cabeza de Lista 3
 
1. ¿Cuál es la principal propuesta de su lista? Consolidar las transformaciones que vienen dándose en la Universidad: 1.- Gobernanza participativa. Esto es avanzar en un diálogo más horizontal entre las distintas instancias consejo directivo, consejo de profesores y estudiantil y el equipo administrativo de la Universidad, incluidos todos sus niveles. 2.- Aprobar un estatuto profesoral, fruto de la participación de las y los docentes, que sea inclusivo, que determine con claridad las reglas de ingreso, ascenso, estímulos y retiro para profesoras(es) en todas sus modalidades contractuales (hora cátedra, medio tiempo y tiempo completo) y que reconozca la diversidad de la producción académica, así como de la experiencia. 3.- Un plan estratégico de la Universidad que, en consonancia con el contexto del país y la región, garantice la excelencia académica, la sostenibilidad financiera y la calidad de vida para toda la comunidad universitaria. 2. ¿Qué espera dejar a su paso por el consejo directivo? Lo que ha sido nuestro propósito en estos más de cuatro años -dos desde que inició la inquietud de participación y transformación en la Universidad y dos como consejero-, esto es, un Externado que se piensa y se gestiona con la participación de todas(os), en donde el compromiso democrático sea sello de su acción. Un Externado que retome la senda del crecimiento como base de una Universidad que logra el equilibrio entre calidad académica y bienestar de su comunidad. Sin el empuje y perseverancia de Diálogo Externadista, las transformaciones que se viven en la Universidad difícilmente se hubieran dado. 3. ¿Aspiraría a ser reelegido, a ser decano o rector? No aspiro a ser reelegido. Poner nuevamente mi nombre a consideración para llegar al consejo directivo 2022-2024, tiene el propósito de consolidar las transformaciones; de ahí esta lista paritaria que mezcla experiencia y renovación con participación de todas las facultades y de las Unidades Académicas. En lo personal, no podría volver a aspirar. El nuevo estatuto de la Universidad, que entrará a regir en 2023, amplía el periodo de los miembros del consejo directivo a cuatro años y todo el que complete cuatro años -como el suscrito- no podrá aspirar de forma inmediata. En todo caso, en Diálogo Externadista, las decisiones de quien será aspirante a consejos directivos, de Facultad, decanaturas y rectoría se toman entre todos los que participan en la defensa de este proyecto de Universidad, no hay personalismos. Hay un proyecto colectivo en el que unas y otros pueden asumir liderazgos. 4. ¿Usted cree que a los docentes que no tengan título de doctor deben retirarse de la Universidad Externado? Por supuesto que no. Diálogo Externadista, desde la campaña anterior, viene defendiendo la construcción participativa de un estatuto profesoral que dignifique la carrera de todas(as) nosotras(os) sin importar la modalidad contractual con la que estamos vinculados a la Universidad. El primer borrador, que es fruto del valioso y perseverante trabajo de un grupo de profesoras(es) no se debe entender como un proyecto definitivo, es justamente un punto de partida para seguir construyendo sobre él. ¡No se debe satanizar! Tal como ha sucedido y como se definió en la última asamblea de profesores, todas(os) hemos podido participar y podemos seguirlo haciendo para nutrir el proyecto de forma que se logre un texto ajustado a nuestra realidad externadista, en el que todas(os) nos sintamos representadas(os). Es claro que no solo tendrán cabida los doctores, la Universidad cuenta y necesita distintos perfiles y docentes con diversos niveles de formación y experiencia. Nuestra posición se orienta a un estatuto inclusivo en el marco del cual, profesoras(es) de tiempo completo, medio tiempo y hora cátedra tengan la posibilidad de perfilar su carrera profesoral. Un estatuto justo en el que a todas(os) se le reconozca las horas de preparación de clase y que cuente -según la modalidad de contratación- políticas claras de ingreso, ascenso, estímulos y retiro. El escalafón que hará parte del mismo, también debe reconocer la experiencia profesional y las cargas administrativas, para darle equivalencia frente a niveles de formación y publicaciones. Mientras más participemos menos posibilidades habrá de que alguien quede excluido. Tenemos que ser conscientes de la necesidad que tenemos de brindar estabilidad a los docentes, al tiempo en que garanticemos la sostenibilidad y crecimiento de la Universidad, por eso es clave también pensar nuestras formas de contratación sobre la base de planes de trabajo, que den cuenta de las contribuciones que cada una(o) de nosotras(os) hace a la Universidad. En Diálogo Externadista no creemos -como lo piensa la dirección financiera- que los profesores sean la causa del desbalance entre ingresos y gastos, sino por el contrario, la solución. Por otra parte, es importante entender con toda claridad la naturaleza de la política sobre la edad de retiro forzoso, que también ha generado resistencias, incluso por parte del director de EL RADICAL. Establecer una edad de retiro permite a una universidad promover la movilidad dentro del mismo y la posibilidad de ascenso, pero, ¡ojo! no implica prescindir de la experiencia y reconocimiento del profesor. Se trata simplemente reconocer y aprovechar su trayectoria académica y profesional por medio de una modalidad contractual distinta. En suma, la idea es contar con un estatuto que garantice los mismos derechos y los mismos deberes para todos los docentes, que dignifique su carrera y que nos brinde estabilidad a profesoras(es) y al Externado. 5. ¿Usted cree que a quienes vayan al exterior como becarios de la Universidad les deben computar ese tiempo que estén afuera como tiempo de trabajo computable para su futura jubilación? Los que vayan al exterior como becarios, posibilidad que por cierto ya no depende de la discrecionalidad del rector(a) de turno, sino de convocatorias públicas con criterios objetivos, son profesoras(es) que están en la carrera profesoral, en período de formación para contribuir a la Universidad. Si hiciéramos una analogía con el sector público, su situación sería equivalente a una comisión de estudios. Entendido así, por supuesto que el tiempo debería contar para su futura jubilación. 6. Como cabeza de su lista durante la campaña anterior, que lo llevó al consejo directivo, anunció que no buscaría reelegirse. ¿Cómo le explica a los electores de EL RADICAL que de nuevo encabezará una lista y participará en estas elecciones? La discusión dada intensamente en la campaña 2020-2022, giraba en torno a que los consejeros que llevaban 23 años en el cargo se aprovechaban de la no convocatoria a elecciones para seguir en el consejo. Diálogo Externadista, en esa campaña, marcó la agenda del debate en ese tema y en todos los demás, de ahí que los únicos que en el programa señalaban que permaneceríamos dos años éramos nosotros (véase https://www.uexternado.edu.co/la-universidad/candidatos-profesores-2020/). De hecho, en la campaña nunca los debates se refirieron a la reelección, pues eso no era una preocupación, sino que se convocara a elecciones antes del vencimiento del período, de modo que se cumpliera con los dos años. De ahí que consideremos legítimo y apropiado haber velado porque las elecciones se convocaran en el tiempo previsto y volver a poner el nombre a consideración de los profesoras(es) para que tengan la oportunidad de volver a votar por los que aspiramos a hacer parte del consejo en este nuevo período, si consideran que nuestra labor llenó sus expectativas. La diferencia fundamental está en un “pequeño detalle” el proceso democrático. 7. ¿Qué les responde a los profesores de Derecho que señalan que su lista, a pesar de tener una docente de esa Facultad (suplente suya), no es empática con los problemas y necesidades de que se presentan actualmente en Derecho? Esa es una afirmación infundada, no solo porque Mónica es una profesora absolutamente sensible a las problemáticas de las(os) profesoras(es) y de la Universidad, sino porque esa es una narrativa que contra ella y el suscrito está tratando de imponer un pequeño sector de la Facultad de Derecho que se resiste a entender que todas(os) las profesoras(es) de la Universidad -sin importar la Facultad o Unidad Académica a la que pertenecen- tienen los mismos derechos y los mismos deberes. Las lógicas regresivas intentan hacer ver que el estatuto profesoral no respetará los derechos adquiridos de los profesores de la Facultad, esto no solo NO es cierto, sino que, por el contrario, los derechos que tienen en la Facultad de Derecho son el estándar a consolidar para todas(os) los profesoras(es) de todas las facultades y unidades académicas. En Derecho se gana más en todas las modalidades contractuales según el nivel de formación y no solo se pagan las horas de posgrado, sino que lo hacen a mayor valor. Lo que sí debe ser claro para todas(os) -y no tendría por qué generar resistencias- es la aceptación de las cargas que deben ser asumidas, con base en la modalidad de contrato que se tiene. Si no somos conscientes de la necesidad que tenemos en el Externado de cumplir con los tiempos de dedicación que cada naturaleza de contrato propone, no lograremos estabilizar las finanzas de la Universidad, y más temprano que tarde, todas(os) nos veremos perjudicadas(os).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *