• 2021-04-20
0 Comentarios

Por un propósito común

La unión nos dará la seguridad y transparencia deseada en la Universidad. Llegó el momento de unificar esfuerzos y ponerlos al servicio de la Fundación Externado de Colombia.

Por: Saúl Sotomonte.
Profesor emérito de la Universidad Externado de Colombia.

La Fundación Universidad Externado de Colombia fue fundada por el profesor Nicolás Pinzón Warlosten en 1885 como una respuesta política de libertad y de tolerancia frente a la estructura confesional que en materia educativa imponía la regeneración. Cerrada a finales del siglo, la institución fue reabierta hacia el año 1919 por su verdadero restaurador, el profesor Diego Mendoza Pérez. Posteriormente, en 1933 fue sucedido en el cargo por el profesor Ricardo Hinestrosa Daza, gran jurista y quien hizo de esta alma mater una verdadera y respetable Escuela de Derecho. A su fallecimiento lo reemplazó en el cargo rectoral el profesor Fernando Hinestrosa, quien, no obstante, el haber concentrado en él todos los poderes, con su inteligencia, respetabilidad y visión llevó al Externado a un alto reconocimiento en el orden nacional e internacional.

Pero, a raíz de su muerte, en el año 2012 y de manera inesperada, lo sucedió el profesor Juan Carlos Henao, quien llegó sin proyecto alguno de universidad y con la frase “continuismo ascendente”, como emblema, buscó tan solo darle continuidad o terminar algunos de los proyectos iniciados por su antecesor, como fueron lo relacionado con los sistemas y la construcción del nuevo edificio, y de manera indebida y sin respuesta delegó también todos los poderes a la secretaria general, Marta Hinestrosa. Sin embargo, en los primeros días de mayo del presente año Henao concluirá su rectoría, momento en el cual se posesionará el nuevo rector, el doctor Hernando Parra Nieto.

Saúl Sotomonte, profesor emérito de la Universidad Externado de Colombia.

El hecho de que el doctor Fernando Hinestroza haya concentrado en Henao todos los poderes; no obstante, sus éxitos, impidió la institucionalización del Externado. De hecho, no haber preparado a la comunidad externadista para el cambio que debería darse tras su fallecimiento, generó una sensación de abandono que se hizo más crítica con hecho que en su reemplazó haya llegado el actual rector, quien como antes se afirmó: no tenía un proyecto de universidad, razón por la cual no buscó la requerida institucionalización, sino el ejercicio de hecho del poder por otros y para justificarlo se construyó una aparente división entre partidarios estimulados con pequeñas gabelas y con el silencio, frente a los críticos de la situación a quienes de manera subliminal se les excluía no teniéndolos en cuenta o quitándoles espacio aún por fuera de la institución.

Todo lo anterior generó una situación crítica para el Externado, tanto en lo administrativo, financiero, académico y de liderazgo, así como en la ausencia de un paradigma de orientación para la comunidad, la que respondió con la elección de los nuevos miembros del consejo directivo y del nuevo rector, que bien sea dicho es una persona que reúne todas las condiciones de formación, transparencia, respetabilidad, reconocimiento e independencia que estábamos deseando y con cuyo liderazgo podemos lograr el propósito común de recuperar el tiempo perdido y el lugar que a la Universidad le corresponde. Es el momento de unificar esfuerzos y ponerlos al servicio de nuestra causa común la Fundación Universidad Externado de Colombia.

Esta casa de estudios tiene a favor todos los elementos necesarios para lograr su cometido: un personal docente y administrativo altamente calificado, una comunidad estudiantil que la quiere y que se siente comprometida con su futuro, una gran fortaleza patrimonial y una tradición centenaria reconocida por todos.

Llegó el momento de continuar con lo positivo y de corregir los errores. Un buen esquema de gobierno corporativo y un acertado sistema de controles nos darán la seguridad y transparencia deseada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *