• 2021-07-30
0 Comentarios

La empatía externadista

Toda la comunidad de la Universidad Externado se ha identificado con el país, ha reflejado en su sentir a muchos inconformes y ha expresado sus propias convicciones.

Por: Jorge Fernando Perdomo.
Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Externado de Colombia.

Las últimas semanas en nuestro país han sido sin precedentes. Conocíamos importantes movimientos civiles y de ciudadanos inconformes con ansias de cambio, pero no habíamos vivido lo que yo denominaría una “primavera de juventudes”, arrolladora, decidida y hasta contagiosa. Aunque se pretenda restar importancia a estos sucesos y se aventuren tesis deslegitimadoras de la mano de la también presente e inaceptable violencia de algunos, el país y sus jóvenes han mostrado una cara aguerrida y, al mismo tiempo, esperanzadora: hay deseo de cambio y una apuesta por los valores sociales de la modernidad.

Es evidente que los inconformes hoy no permitirán ser encasillados entre amigos o enemigos de la paz, algo de lo que mi generación no pudo escabullirse, esa no es una opción para quien ha crecido en los valores democráticos de una Constitución Política como la de 1991; el respeto por el otro, la diversidad, el pluralismo, la protección de intereses colectivos como el medio ambiente y la superación de los problemas serios y profundos de inequidad en nuestra sociedad es la nueva agenda del marchante. Y debo decirlo, la comunidad de nuestro Externado ha sido empática, palabra de moda y que describe magníficamente esa capacidad de entender los sentimientos y las emociones de los demás: los externadistas hemos sido empáticos y de eso no debe haber ninguna duda.

Jorge Fernando Perdomo, profesor de la Universidad Externado de Colombia.

Empáticos los estudiantes que salieron pacíficamente a las calles a protestar y reclamar un futuro que les pertenece, su futuro precisamente y de nadie más; que orgullo ver externadistas en formación dando ejemplo de liderazgo y compromiso. Igualmente, empáticos aquellos que sin estar tan decididos a recorrer las calles dialogaron y entendieron razones de libertad, siempre a ella se llega por muchos caminos. Lo mismo quienes cuando empezaban las ya tediosas clases por Zoom alzaban sus afiches solidarizándose con aquellos que tuvieron que soportar la inclemente, ilegítima y reprochable violencia del Estado; escucharlos defendiendo los ideales jóvenes de democracia, así fuese a través del monitor del computador, nos hacía poner los pelos de punta a muchos, cuánta profundidad y compromiso con el país.

Empáticos los docentes que estuvieron ahí para orientar “en terreno” a los estudiantes; no solo quienes los animaron a ejercer los derechos con responsabilidad y que incluso marcharon con ellos, sino también los que ofrecieron momentos de diálogo y discusión en las clases, algo que sin duda en esta floreciente primavera es más importante que cualquier contenido programático de carrera; por suerte no tuvimos en el Externado espectáculos bochornosos que sí se conocieron en otras casas de estudio. Además, ver profesores de la mano de estudiantes ofreciendo servicios de asesoría jurídica para los que lo consideraban necesario, es una de las mejores muestras de empatía que pudimos ver.

Y empática la nueva administración de la Universidad. No se había posesionado el nuevo rector Hernando Parra Nieto y ya tenía una prueba de fuego: manifestarse sobre lo que estaba ocurriendo. La misma tarde en que tomó posesión de su cargo, valga decirlo, en una muy austera ceremonia, ya le estaba hablando a la comunidad externadista de forma oportuna, clara y sin titubeos: un comunicado sensible con los sucesos y con directrices concretas para profesores y estudiantes dejaba ver el talante democrático y liberal del nuevo rector; enhorabuena, doctor Parra Nieto.

Sobre lo que puede venir en las próximas semanas o meses es muy difícil profetizar. Solo una cosa está clara: los externadistas seguiremos siendo empáticos con el país porque el altruismo es uno de nuestros grandes valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *