• 2021-07-31
1 Comentarios

EL RADICAL vive

Seguiremos en este empeño de mantener una antorcha que permita ver con claridad el presente y el futuro de nuestra Universidad Externado y, desde luego, sin olvidarnos de su pasado.

Este periódico virtual se fundó como un medio de expresión que permitiera la difusión del pensamiento de algunos profesores inconformes con muchas cosas que estaban acaeciendo en la Universidad. Ese esfuerzo fue premiado por la comunidad externadista que silenciosamente leyó con puntualidad los editoriales, columnas y disfrutó las picantes caricaturas, material todo concebido en función de informar hechos y circunstancias que el esquema de poder del Externado había vuelto secretos inabordables.

Este esfuerzo periodístico ha sido posible gracias al apoyo de un grupo de profesores desprendidos que no vaciló en encontrar el rumbo perdido de los miles de mujeres y hombres que se han educado en el Externado y continúan sintiéndolo como parte inescindible de sus propias convicciones y existencias.

EL RADICAL agradece el respaldo y acogida de profesores, personal administrativo y de los estudiantes. Sin esa presencia, seguramente esta aventura no se habría prolongado hasta hoy.

Posesionado ahora el nuevo rector son muchas las voces que nos indagan si EL RADICAL continuará publicándose y por eso, sin vacilación de ninguna especie, informamos que seguiremos en este empeño de mantener una antorcha que permita ver con claridad el presente y futuro de nuestra Universidad, y, desde luego, sin olvidarnos de su pasado. No sería leal ni agradecido que ahora en el umbral de la nueva administración esta publicación se extinguiera, porque su papel sigue teniendo vigencia.

Los tiempos que se iniciaron y que ya empezamos a transitar, sin duda son diferentes a los tempestuosos que tuvimos que vivir desde 2012 y en particular los últimos tres años. EL RADICAL pone su mirada esperanzada en que la nueva administración encontrará por fin el rumbo extraviado de la Universidad, para que siga teniendo el respeto y credibilidad en la sociedad como un centro educativo pluralista, diverso, tolerante, libre, que no pertenece a nadie en particular y menos a ninguna familia, que dibujará una Universidad de todos, por todos y para todos que honre la estirpe de nuestros mayores.

EL RADICAL considera que debe continuar su labor vigilante en la seguridad de que será oído no como un grupúsculo de enemigos, como nos estigmatizaron en el pasado reciente, sino como una congregación de hombres y mujeres libres y de buenas costumbres que tienen la certeza de que el control es sano como peligroso prescindir de él.

Estas páginas aplaudirán los aciertos de la administración que se inicia y criticará lo que considere errado, porque no le puede volver a suceder a la Universidad que se ufana de ser la más liberal del país, que en sus salones libertarios se fortalezca una administración totalitaria y de espaldas a los muchos estudiantes que siguen tocando las puertas de nuestra Casa.

Al lado de esa postulación irrenunciable, EL RADICAL también continuará pendiente de divulgar sucesos e informaciones que se mantuvieron ocultas durante la pasada administración, no con el ánimo de dividir ni estigmatizar, sino de mantener la fe incancelable en la “sagrada heredad” que nos legaron desde Nicolás Pinzón a nuestros días. En efecto, es preciso que todos conozcamos el tamaño del preocupante déficit que hoy acosa la Universidad, así como la responsabilidad de quienes tuvieron el manejo durante estos últimos años. Ese derecho es irrenunciable y estas páginas interpretan con responsabilidad ese pedido de quienes con razón nos exigen que este periódico siga viviendo y circulando.

Por supuesto lo que fuese necesario informar o divulgar no se hará ni arbitrariamente ni a espaldas de quienes tengan derecho a dar explicaciones, porque todos tienen las puertas abiertas para escribir columnas, artículos o expresar de cualquier manera sus opiniones, así no las compartamos.

Del mismo modo, EL RADICAL en esta nueva etapa invita formal y masivamente a profesores, personal administrativo y alumnos a que escriban y envíen sus contribuciones. Si ya ganamos un espacio en épocas difíciles en trance de superación, queremos seguir conservándolo en el porvenir y eso solo será posible si nuestra comunidad se siente liberada de la presión o amenaza subliminal que padeció, la cual les impidió a muchos hacer presencia aquí, como lo hubieran querido. Que nadie se sienta excluido, este medio de expresión es un órgano de difusión del muy vasto pensamiento externadista del que todos somos voceros autorizados. Bienvenidas, pues, todas las manifestaciones que se nos hagan llegar.

Por razón de los últimos sucesos administrativos, EL RADICAL deja testimonio público del agradecimiento a los profesores Néstor Osuna y Hernando Parra, precedentes directores de este medio.

One thought on “EL RADICAL vive

  1. Como egresada y ex-funcionaria, quiero agradecer a El Radical por permitirme denunciar mi caso de acoso laboral en noviembre del año 2.020 por el cual me cancelaron mi contrato de trabajo por parte de las Directoras Administrativa y de Recursos Humanos. Esto me permitió hacer justicia, teniendo en cuenta que tuvieron que recurrir a testimonios falsos y pruebas no concluyentes por parte de la Jefe de Compras y Proveeduría. Invito a que las personas denuncien el acoso del que fueron víctimas en la anterior administración y tengo la certeza, que el Dr. Parra logrará parar este tipo de atropellos actuando con honestidad y equidad. Gracias Dr. Osuna, por creerme al publicar mi artículo y lo felicito por su nuevo cargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *