• 2022-05-19
0 Comentarios

EL RADICAL pasó al tablero a Eric Tremolada

"El consejo directivo fue informado por el rector de la licencia concedida a Marta Hinestrosa y del nombramiento de Adriana Zapata en otro cargo": dijo al medio.

  1. ¿Cómo ha sido la labor de este consejo directivo que sustituyó al anterior que duró 23 años?

Intensa. Desde el 13 de octubre de 2020, fecha en la que empezamos a ejercer, sesionamos con una frecuencia mínima de una sesión cada quince días. En muchas ocasiones, particularmente durante nuestro primer semestre, lo hicimos una vez a la semana o más si era necesario.

  1. ¿Cuáles son los que usted considera sus principales ejecutorias como miembro del consejo directivo?

Antes de relacionar ejecutorias quisiera precisar dos cosas: primero, que el consejo directivo es un cuerpo colegiado que adopta políticas y decisiones sea por consenso o por mayoría; no obstante, los consensos, que han sido casi la constante, se trabajan de forma ardua, enriqueciendo, desde nuestras distintas visiones los debates. Segundo, los consejeros que representamos un diálogo externadista, creemos en lo valioso y significativo de los procesos, como la suma de múltiples conquistas y frustraciones, donde todos y todo suma al logro colectivo, por eso no relacionaré simplemente haberes, sino procesos:

    • La elección del rector, que implicó la reglamentación de la consulta a estudiantes y profesores, además, brindar garantías para unas consultas transparentes y participativas, un mecanismo de entrevistas de candidatos y una elección a viva voz y motivada.
    • Reformamos el reglamento del consejo de profesores, que fue adoptado por el consejo directivo que nos precedió con unos quorums deliberatorios y decisosrios tan altos, que no facilitaban que los profesores pudiésemos tener asambleas formales y decidir. Los disminuimos a unos porcentajes razonables que facilitaron este propósito.
    • Trabajamos muy intensamente hasta alcanzar un consenso y llenar un vacío, adoptando el reglamento del consejo directivo, que establece unos procedimientos claros y transparentes, y que permite superar la discrecionalidad en aspectos sensibles como la participación de los suplentes, quienes siempre serán invitados y participarán con voz, pero sin voto; como se convocan y realizan sus sesiones; como se vota; cuando vota el rector; como se puede sesionar en ausencia de su presidente; el manejo de las actas; el acceso a la información; como se resuelven los conflictos de interés de sus miembros; etc.
    • Se adoptó el reglamento para la elección de la secretaría de apoyo administrativo del consejo de profesores, que favorece la institucionalización del órgano que reune los profesores y que fue un ejemplo de discusión y diálogo multinivel, toda vez que sus primeras discusiones y propuesta se dieron en la Comisión de Impulso, se aprobó en asamblea del consejo de profesores y lo adoptamos en el directivo, luego de conciliar varios aspectos.
    • En desarrollo del objetivo trazado de institucionalizar procesos y eliminar la discrecionalidad en la Universidad, trabajamos una propuesta de la actual administración que regula la convocatoria a consultas no vinculantes para el nombramiento de decanas(os) de las facultades de la Universidad. Tres designaciones de decanos con procedimeinto previo, transparente y participativo, hoy son una realidad (Figri, Contaduría y Estudios del Patrimonio Cultural).
    • Nos propusimos la activación de una comisión permanente de caractér financiero, que fue creada más no activada por el directivo que nos precedió, y que facilitó la comprensión, el analisis y la adopción de políticas en esta materia. Viene trabajando de forma ininterrumpida desde noviembre de 2020.
    • Creamos tres comisiones transitorias: Régimen Profesoral, Estatutos de la Universidad y de Planeación Estratégica, que concertan, cooperan y coordinan el trabajo de las mesas del consejo de profesores con la administración y con el consejo directivo. Otro ejemplo de discusión y diálogo multinivel que facilitará nuestras inmediatas decisiones en estas materias.
    • Mientras seguimos avanzando en la construcción de un régimen profesoral integral (Estatuto), definimos políticas de ingreso y retiro que, con criterios objetivos, van eliminando la discrecionalidad existente, y aprobamos las nivelaciones de profesores pendientes y ligadas al nivel de formación y que no se habían hecho efectivas desde 2019. Ambos aspectos, necesitan un plan de implementación que discutiremos en la próxima sesión.
  1. ¿Este consejo directivo termina su período este año, usted juzga que ha sido independiente o fue más ejecutor de los deseos del rector y la administración?

No sé si esta sea la mejor forma de formular la pregunta. Los representantes de los profesores en este consejo directivo, representamos distintas visiones de lo que debe ser la Universidad, además de los intereses legítimos de profesores. Así, hay quienes son más institucionalistas y resistentes a nuevos modelos de gobernanza y otros que creemos en una gobernanza más participativa. Ahora bien, en nuestro primer semestre de desempeño, con la administración del ex rector Henao, por ese marcado institucionalismo de algunos colegas era más difícil lograr consensos, incluso en la definición de la agenda; sin embargo, pese al desgaste que esto podía significar, logramos alcanzarlos. Lo que habla bien de todos los miembros del consejo directivo (profesores y estudiantes).

  1. ¿Hay tendencias o divisiones entre los profesores del consejo directivo, de manera que unos sean independientes y otros cercanos a la administración?

Con la actual administración, de alguna manera queda matizada las tendencias de institucionalistas versus los que procuramos una gobernanza más participativa. La razón sin lugar a dudas, que la administración del rector Parra se comprometió -desde la campaña- con esos cambios de modelo de gobernanza.

  1. ¿Los estudiantes elegidos recientemente en el consejo directivo con que línea han ejercido su presencia?

No dudo que con absoluta independencia. Son mujeres muy maduras que representan las visiones e intereses legítimos de los estudiantes que los eligieron.

  1. ¿Qué hay de cierto que la ex secretaria general del Externado, doctora Marta Hinestrosa, no ha dejado de pertenecer a la nómina, sino que está en licencia en espera de que le sea reconocida su pensión? ¿Está enterado o fue consultado el consejo directivo al respecto?

La administración del rector Parra, en un ejemplo de transparencia, nos informa al inicio de cada sesión del consejo directivo las decisiones y gestiones que vienen adelantando la administración. Esto nos fue informado, no consultado, sin especificarnos si la licencia era o no remunerada, pero entendimos que era una medida absolutamente transitoria.

  1. ¿Cuál es la razón para que la ex decana de la Facultad de Derecho, Adriana Zapata, haya sido traslada a otro cargo que fue creado para ella donde devenga un salario de $25’000.000? ¿Tendrá que ver en esta decisión el hecho de que la doctora Zapata tiene en curso una demanda laboral con la que pretende un traslado de su pensión a otra entidad?

Como en el caso anterior, esto nos fue informado, no consultado, como una medida para evitar las eventuales consecuencias jurídicas de un fallo adverso. En todo caso, las necesidades administrativas de la Universidad las decide el rector.

  1. ¿Cómo recibió el consejo directivo la información del déficit de la Universidad superior a los 103.000 millones y que medidas aconsejó adoptar para sancionar a los responsables y restablecer la economía de la institución?

Lo primero para precisar en esta pregunta, es que tenemos una discusión con el actual director financiero respecto al monto: La Universidad presentó un déficit operacional de $32.881 millones en 2018; de $49.220 en 2019; de $36.967 en 2020 y de $60.253 en 2021. Sin embargo, con los ingresos no operativos (dividendos, rendimientos financieros, etc.) cada año el ejercicio saldaba en positivo. Así, no podemos hablar de perdidas acumuladas y menos del monto que señalan en la pregunta. Por su parte, debemos recordar que los ingresos operacionales de los ejercicios 2020 y 2021, con ocasión de la pandemia, fueron impactados por la política de alivios financieros que nos permitió no perder estudiantes. En todo caso con las medidas adoptadas por el actual consejo directivo, de reducir los alivios en forma paulatina y aumentar matriculas de posgrado en términos reales, el déficit operacional irá disminuyendo en los siguientes ejercicios hasta prácticamente desaparecer en 2027. También hay que resaltar varios esfuerzos de la administración que acelerarían este propósito: ampliar la oferta de programas en pregrado y posgrado, diversificar ingresos (consultorías y venta de investigación aplicada), reducir la inversión en tecnología, rentabilizar los espacios de la Universidad y aumentar la rentabilidad del patrimonio y la tesorería.

  1. ¿Participó o fue consultado el consejo directivo sobre la designación del rector como el representante del Externado en la junta directiva del Grupo Bolívar?

Nos fue informado, no consultado. En la información se nos precisó que la junta del Grupo Bolívar se redujo de siete a cinco miembros. Así, el Externado pasaba de tener dos miembros a uno.

  1. ¿Cuál es el balance de este primer año de rectoría del doctor Hernando Parra, han cambiado o no las cosas? En caso afirmativo ¿Fue para mejorar o para empeorar?

Evidentemente han cambiado las cosas para mejorar. Hoy contamos con una Universidad más transparente e institucionalizada y con una gobernanza cada vez más participativa.

  1. ¿Qué le aplaude y que le critica al nuevo rector Hernando Parra en los diez meses de su gestión?

Le aplaudo que -a su ritmo- esta cumpliendo los compromisos que adquirió con la comunidad universitaria. Le crítico, el ritmo y los énfasis. Creo que las decisiones tomadas y por tomar podrían haber sido y pueden ser más rápidas. Adicionalmente, que él eje de su administración no puede centrarse en lo financiero. Entre los profesores hay muchas expectativas, por ejemplo, aún se percibe a la Dirección Financiera como una dirección que, no solo tiene injerencia en las decisiones de las unidades académicas, sino que además persiste en muchos reprocesos. Lo mismo se podría decir de la Dirección de Talento Humano. Respecto de la discrecionalidad que aun sufren los profesores al momento de renovarles y/o cambiarles sus condiciones de vinculación y cuando se les asigna cargas y obligaciones, obedece a que no esta clara la política. Aspecto que se agrava con la no renovación de varias decanaturas y direcciones de departamentos de Derecho, que persisten en estas prácticas.

  1. ¿Cree que el Externado está a salvo de escándalos como el que se ha presentado recientemente en la Universidad Sergio Arboleda, donde se han divulgado feria de contratos con funcionarios y hasta negocios ruinosos en los que estaría involucrado su rector?

La institución está completamente a salvo. Confío en la administración y en los externadistas.

  1. ¿Entre sus planes inmediatos está aspirar a ser reelegido como miembro del consejo directivo?

Lo que puedo asegurar es que Diálogo Externadista participará con una lista plural y diversa dando cabida a todas las unidades académicas. Como movimiento de profesores abierto a la participación de todos y todas, cree en un Externado de excelencia, solvente, que dignifique la carrera profesoral y con una gobernanza participativa. Así, entre todos y todas definiremos los roles que nos correspondan en el futuro inmediato de este proceso en el que seguimos creyendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *