• 2022-08-14
0 Comentarios

EL RADICAL no se muere

Sin importar quiénes sean el rector, los decanos o los directivos del Externado, siempre habrá la necesidad de un ojo vigilante de los logros y los yerros para aplaudir o denunciar y evitar que el ejercicio del poder soberano termine destruyendo la centenaria casa a la que pertenecemos.

Muchos externadistas de todas las tendencias y de varias generaciones han mostrado preocupación con el futuro de EL RADICAL, ahora que la Universidad ha revivido el “INFORMATIVO”, una vieja publicación auspiciada por el rector Hinestrosa que por años aspiraba a difundir siempre una imagen amable de la institución, a veces con excesos laudatorios.

Así como está claro qué EL RADICAL nació como una expresión legítima para que se conocieran las voces disidentes de la administración y se denunciaran los abusos que entonces se perpetraron, cuyas consecuencias siguen sacudiendo las finanzas y muchos otros aspectos de la Universidad, no se sabe en qué momento las directivas abandonaron ese esfuerzo del INFORMATIVO ni por qué razón. Lo cierto es que, así como un buen día irrumpió este medio en momentos de crisis, el INFORMATIVO volvió a publicarse y la verdad es probable que muy pocos lo echaran de menos o extrañaran, porque se trataba de un folleto de tono empresarial más que universitario.

Reiniciada la nueva vida del INFORMATIVO hay quienes piensan que EL RADICAL desaparecerá y desde esta tribuna hemos de dar un parte de tranquilidad. No dejaremos de existir, porque mientras haya Externado, sea quiénes sean su rector, decanos o directivos, siempre habrá la necesidad de que haya un ojo vigilante de los logros y los yerros para aplaudir o denunciar y evitar que el ejercicio del poder soberano termine destruyendo la centenaria casa a la que pertenecemos. Estos no son tiempos para que las universidades prescindan de que en su seno crezca y se fortalezca el oficio de informar.

Visto el nuevo INFORMATIVO, se aprecia que la Universidad está decidida a invertirle esfuerzos económicos, pero que no renuncia a su empeño de que siga siendo un medio interesado en promover hacia afuera lo que las directivas entienden que es hoy el Externado. Por eso, esta edición, bellamente editada, deambula entre hermosas fotografías de los jardines con extensas evocaciones de algunas figuras que a juicio de la administración tienen reconocimiento nacional por haberse desempeñado en altos cargos o estarlo haciendo.

Celebramos la resurrección del INFORMATIVO, al mismo tiempo que estamos seguros de que al leerlo la comunidad externadista encontrará justificado y necesario que expresiones como la que encarna y representa EL RADICAL sigan existiendo. El ADN de El RADICAL está dirigido a un público diferente y con una agenda fundada en la necesidad de fortalecer el espíritu pluralista y democrático de nuestra Universidad. Por esa razón, estamos invitando a los estudiantes y profesores a que se apropien de este medio y lo conviertan en tribuna de sus quimeras e ilusiones, porque a la Universidad que se ufana de ser un templo de libertad y tolerancia no le puede suceder que, a pesar de contar con una Facultad de Comunicación, no tenga ni propicie un medio que garantice a su comunidad el derecho constitucional a tener una información objetiva y veraz. Ni tampoco una Universidad que se resigne a carecer de una voz independiente que reclame de la administración la rendición de cuentas y exija las auditorias que sean necesarias, más en tiempos de penuria económica heredada de la década inútil.

El 070, medio de los estudiantes de la Universidad de los Andes, ha tomado la delantera y por eso hoy tiene reconocimiento nacional. El Externado no puede quedarse atrás y por eso esperamos que estas páginas se conviertan en testimonios de los tiempos, proyectos, fracasos y aciertos de los estudiantes y profesores de este inicio de milenio.

EL RADICAL continuará apareciendo, obviamente sin hermosas páginas y cuidadosa diagramación, porque, como se sabe, este esfuerzo responde al patrocinio personal de unos pocos profesores, porque no contamos con recurso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *