• 2021-10-16
0 Comentarios

El día después

Gratitud con sus votantes, compromiso con una universidad unida, apoyo al nuevo rector e invitación al debate abierto, es el mensaje del segundo candidato más votado en la consulta.

Por: Juan Pablo Estrada.
Profesor titular de la Universidad Externado de Colombia.

Debo empezar por expresar mi gratitud para con los profesores y estudiantes que me acompañaron y convirtieron mi candidatura en la segunda más votada después de la del nuevo rector. Asumo ese voto de confianza con humildad y con la obligación de trabajar para que Hernando Parra, quien obtuvo un inobjetable respaldo que hizo forzosa su elección unánime, que lo faculta para enderezar el rumbo en tantos asuntos que se estaban conduciendo de manera equivocada, haga suyas algunas de las ideas que me hicieron merecedor de su respaldo, así como a seguir trabajando por el Externado. 

Mi reconocimiento a Edgardo Maya y Rafael Lafont, dignos candidatos que confirmaron su amor por la Universidad. Mi respeto a los contradictores frenteros de mi candidatura. Se comportaron como nos lo enseñaron en lo centenarios salones de nuestra Universidad. Su crítica fue y será bienvenida. El debate abierto no se rehúye en el Externado.

A quienes amparados en el cobarde anonimato que permiten las redes sociales y las secciones de comentarios de los medios de comunicación, me injuriaron y calumniaron, mi invitación a que salgan del closet. En una universidad diversa y deliberante todos pueden opinar de frente y sin miedo, con la única limitación de decir la verdad.

Juan Pablo Estrada, profesor titular de la Universidad Externado de Colombia.

Triste que profesores y doctores, acudan a ese proceder. Espero que, en La Humareda -curioso nombre que recuerda la dura derrota de nuestros abuelos radicales-, cuya creación anuncian ahora más por oportunismo y conveniencia que por convicción, puedan escribir todos, incluso los que no sostienen en público lo que dicen en privado. O quienes después de atacar sin clemencia, cuando se ven derrotados, piensan en cómo actuarían ellos con poder y deciden posar de víctimas y declararse perseguidos anunciando purgas imaginarias. ¡Les faltó pedir protección a la UNP por cuenta de un meme! Qué susto que algunos de esos doctores aspiren a administrar justicia, cuando quedó probado que la serenidad que debe tener el juez no es uno de sus atributos. De mi parte, me ratifico: no reconozco enemigos en mí Universidad. Tomás de Kempis decía: “ni más porque te alaben, ni menos porque te vituperen. Los que eres, eso eres.”  Mi energía vital esta puesta en trabajar desde donde pueda por un Externado unido, que no unánime.

Ganó el Externado. Nos demostramos y le mostramos al país que somos capaces de gobernarnos en democracia. De debatir y expresarnos libremente. Logramos pasar del discurso a los hechos, a pesar de la resistencia de una minoría, que ahora reivindica el proceso.

Ganó también y de lejos EL RADICAL. El 87% de los profesores y el 85% de los estudiantes votaron por ideas radicales, expresadas sin temor y con firma por este servidor y por quien fuera nuestro primer Director y columnista habitual, confirmando que nunca estuvimos solos. Que la inconformidad con la administración Henao-Hinestrosa, era real y gigantesca. Que nuestra crítica y denuncias eran fundadas. Otra cosa es que la ausencia de un estatuto profesoral que brinde estabilidad laboral, limitara la expresión de ese inconformismo que para el bien de nuestra comunidad se manifestó en las urnas virtuales. Lo de que “con la cuchara no se juega” era cierto, pero no eterno.  Ganó Diálogo Externadista y los representantes estudiantiles en el consejo directivo. Se dieron “la pela” y lograron que con la consulta no vinculante hiciéramos el kínder de democracia.

Hay mucho por mejorar, sin duda, pero tremendo paso el que dimos todos, incluidos los que lo hicieron a regañadientes. Ganaron las facultades de primera, porque todas lo son, que han recibido trato de segunda. En los debates se hicieron visibles y los que lo dudaban, confirmaron el desgobierno en que se encontraban. Con ellas y con la bancada feminista, que en un gran debate puso el dedo en la llaga del acoso sexual y laboral que esta administración minimizó, mi compromiso es ineludible. Cuenten conmigo.

Nuestro nuevo rector Hernando Parra Nieto, quien tiene todos los atributos para conducir el Externado a buen puerto es el gran ganador. Me conoce desde que fue mi maestro, compartimos tres años largos en esta aventura radical y en la contienda supo lo que pienso y quiero para mi universidad. Sabe que cuenta con mi apoyo decidido en lo que sea menester. A pesar de las malvadas tergiversaciones de mi expresión, me ratifico: en lo que me necesite seré un soldado de su causa. Sabe también que cuenta con mi opinión crítica y mi disenso respetuoso cuando la situación lo amerite. Por fortuna me consta que sabe oír; su despacho tendrá las puertas abiertas para todos y, sobre todo, tiene claro que los “yes, man” restan mucho más de lo que suman, sino que le pregunten al rector saliente.

Post Tenebras Spero Lucem.            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *