• 2020-11-30
1 Comentarios

Dos preguntas para nuestro Barbosa

El Doctor Gerardo Barbosa seguirá pensando que los miembros de EL RADICAL queremos la plata del Externado. Será cierto que le recomendó a la Secretaría General contratar una firma para recabar pruebas y hacer investigaciones.

Por: Juan Pablo Estrada.
Profesor de la Universidad Externado de Colombia.

No, el nuestro no es el Fiscal General que dicho sea de paso ya no se identifica como externadista como lo hacía en el pasado reciente. Ahora es sergista. Es la de moda y es su alma mater. Pero por acá estuvo y varios sabrán “cobrar” ese periplo. Porque en una de las mayores contradicciones de nuestro Externado se reclutan profesionales de otras universidades y se les hace externadistas por adopción, pero impiden que los nuestros puedan descollar en otros centros educativos. Un pendiente más del Dr. Henao, muy a pesar de que cuando era mortal y no levitaba, padeció tamaño abuso al ser invitado por la Universidad Javeriana a dictar clase. Pero no nos desviemos. Nuestro Barbosa es Gerardo. Docente, litigante, asesor en la sombra de esta administración y ahora flamante candidato al consejo directivo. Sus compañeros de generación no se extrañan de sus logros. Externadista típico: clase media con aspiraciones, sin alcurnia ni oficina heredada. Juicioso y dedicado estudiante, encontró rápido su mentor, como nos ha sucedido a tantos. Bastante godo, filosóficamente hablando dicen sus cercanos, algunas de las cosas que a los externadistas nos parece normales a él lo mortifican sobremanera. No tengo reparo del trato cordial que me ha dispensado en nuestros fugaces encuentros.

El profesor Jaime Bernal Cuellar le puso el ojo y a su lado creció profesional y académicamente. Ya no trabajan juntos y ha consolidado uno de los despachos de derecho penal más reputados, pero es difícil que su nombre no se asocie con el del ex procurador y hombre fuerte del derecho penal, actual miembro del consejo directivo y respaldo fundamental de Henao. Como todos los penalistas reconocidos, tiene clientela importante y de diverso pelambre. Como decía el inolvidable Antonio Cancino “líder los penalistas no defendemos a las monjitas de la caridad, porque esas no delinquen”. De manera que por la oficina del Barbosa del Exterando desfilan desde los poderosos banqueros hasta las polémicas empresarias del chance. De eso se trata el éxito de los que optan por esa especialidad. Es reconocido por sus alumnos como buen docente y ha estado a cargo de unas publicaciones sobre derechos humanos, que se han concretado por virtud de un contrato entre la universidad y el ejército. El elige a dedo los colaboradores, que dicho sea de paso son muy bien remunerados, y mucho general saca pecho con esa obra que “hicimos con El Externado”, me consta.

Juan Pablo Estrada, profesor de la Universidad Externado de Colombia.

En el papel le sobran pergaminos para ser aspirante, pero tiene sus peros. El primero y más importante es que no le gusta que lo escruten ni que lo refuten. Por eso es un candidato que no habla, que no ha propuesto nada audaz ni trascendente y que ha cogido la mala maña de intervenir de último los pocos espacios que se han dado, para que nadie le replique. Actitud extraña, por decir lo menos, en un candidato a lo que sea, pero más cuando es el ungido de uno de los más poderosos directores de departamento. La segunda, que está ligada a la primera, es que en privado dice cosas que no se le oyen en público. Por eso, para que los electores conozcan un poco más al Dr. Barbosa, desde esta tribuna le formulo dos preguntas con toda consideración ¿Dr. Gerardo Barbosa, ha sostenido usted el infundio, en un chat con varios profesores, que quienes desde EL RADICAL hemos denunciado y seguiremos denunciado lo que nos parece no está marchando bien en la universidad, vamos es por la plata del Externado? ¿Dr. Gerardo Barbosa, es cierto que usted le recomendó a la Secretaria General contratar una firma de esas de las que se sirven lo penalistas para recabar pruebas y hacer investigaciones? Caso afirmativo, ¿con qué propósito?  

La comunidad externadista merece conocer sus respuestas antes de votar, porque en lo personal desconozco es as actitudes; flaco favor le hará a la universidad tener en el consejo directivo un miembro que no soporta la crítica, no da la cara, desacredita en privado y sin fundamento a sus contradictores y cree que la universidad necesita investigadores para funcionar y solucionar sus problemas.

Posdata.: Increíble el saboteo a la intervención de Andrés González en la reunión convocada por la lista de finanzas. Han caído bajo, muy bajo y pueden verse cosas peores. Y Todavía más increíble que las votaciones vayan a ser virtuales cuando Bogotá ya llegó a la normalidad. ¡No hay garantías!

One thought on “Dos preguntas para nuestro Barbosa

  1. Amena y valiente columna del profesor Estrada. En el Externado hace falta desmitificar el pasado para construir el presente y proyectar su futuro. La universidad de los librepensadores y los iconoclastas no puede gobernarse como si fuera el Vaticano. Ya tuvo una familia papal y ahora pretende perpetuar un Consejo (Colegio) Cardenalicio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *