• 2021-09-21
0 Comentarios

Afirmarse al timón

El rector arrancó con pie derecho. Buen balance de su debut. Mantener el rumbo y seguir apretando tuercas es la consigna.

Por: Juan Pablo Estrada.
Profesor titular de la Universidad Externado de Colombia.

Sin duda soplan mejores vientos en nuestro Externado. Hernando Parra Nieto ha asumido con determinación, conocimiento y entrega las riendas de la Universidad.  El desgreño administrativo del que se tenía sospecha se ha confirmado y todo parece indicar que la situación financiera no es para nada alentadora. Las consecuencias de administrar la institución con un poder general y sin ninguna competencia gerencial, sumadas a la pandemia, nos pasaron factura. Esperamos que el nuevo rector antes de cumplir los cien días haga el corte de cuentas que nos permita saber cómo dejaron el Externado la dupla Hinestrosa-Henao. Es su obligación y es un derecho de los externadistas.

Me parece acertado haber dedicado estos dos primeros meses a ocuparse de renovar el equipo administrativo e imponer el criterio de que al frente de la universidad deben estar los profesores y los mejores egresados. Era hora de salir de esos burócratas de oficio que solo tienen para mostrar grises resultados. Quienes patrocinaron y promovieron ese desgreño, deberán ante la historia y la comunidad responder por sus abusos y negligencias. Parece que con solo escarbar un poco en la dirección de tecnología hay material para una tesis doctoral: “Cómo hacer compras inútiles y costosas” podría intitularse. Amanecerá y veremos si era solo ahí.

Juan Pablo Estrada, profesor titular de la Universidad Externado de Colombia.

Parra ha conformado un equipo de primera y lo está liderando. Es que no se podía manejar el Externado en jornada de medio tiempo o a la distancia en opíparos y costosos viajes para acompañar becarios a sus sustentaciones, como lo pretendió el bacán de bacanes. A la par con esta tarea, silenciosa y poco visible por ahora, el nuevo rector le entregó la secretaría general, con funciones renovadas y puestas a tono, a un apreciado profesor de una de las facultades marginadas desde siempre, José Fernando Rubio y vinculó a un jurista y académico de quilates, Néstor Osuna, como su asesor. Sin duda dos contrataciones de primera, que le ayudarán a cumplir su programa y a mantener abiertas las puertas de la rectoría.

Al nuevo rector le tocó, recién juramentado, capotear a nuestros beligerantes y activos estudiantes en medio de un paro nacional sin precedentes, con resultados favorables, entre otros la integración el “grupo de los siete” con otras universidades para debatir y proponer desde la academia soluciones a la crisis. Quienes demandan más celeridad en las decisiones, seguramente han pasado por alto que lo urgente a veces no deja tiempo para lo importante. No se puede pretender que se ajusten todas las tuercas en dos meses. Cierto es que, en muchas facultades, empezando por Derecho, pasa lo mismo que pasaba en el área administrativa. Existen feudos inexpugnables de burócratas académicos dando tumbos y repartiendo favores. Incluso, siguen empoderados malquerientes del rector que no han valorado su mano tendida y su carácter conciliador. Eso no le sirve al Externado. Seguramente el rector ya tiene el diagnóstico y pronto vendrán las decisiones que permitan rectificar. Destaco sí que ya hay normativa para la designación democrática de decanos, se creó una unidad de apoyo a la investigación que no existía y era vital, se conformó un nuevo y plural comité editorial que debe redefinir el perfil de la editorial universitaria más grande del país para no seguir publicando por publicar, se extendieron los beneficios creados en la pandemia para nuestros estudiantes y se asumió la representación de las acciones en el grupo Bolívar. Todo en sesenta días.

El viento sopla a favor del cambio. El Doctor Parra, por el bien de nuestro Externado, debe terminar de soltar las velas y afirmarse al timón. El rumbo es el correcto y si lo mantiene seguro llegaremos a buen puerto a pesar de las aguas pesadas en medio de las cuales recibió el barco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *