Columnas memorables de Ramiro Bejarano

Columnas memorables de Ramiro Bejarano

Hizo un recuento de los graves hechos que han salpicado al Externado, como fue la reelección ilegitima del Rector, Juan Carlos Henao; llamó la atención por la falta de voluntad de las directivas para democratizar a la Universidad; le envió un mensaje contundente a la Decana de Derecho, quien le recordó que antes de ser electa censuró a los medios; sin tapujos habló de la corrupción en el Externado; y filtró los resultados de una reciente auditoria que se le hizo a la institución pero que el Rector no quiere que se conozca.

Por: Ramiro Bejarano.
Profesor emérito de la Universidad Externado de Colombia.
Ramiro Bejarano, profesor emérito de la Universidad Externado de Colombia.

 

Los Tiempos Idos
25 de octubre de 2018
En marzo de 2018 se movieron los cimientos del Externado con ocasión de unos derechos de petición a la Rectoría, presentados por el ex profesor Eduardo Montealegre y por el docente Néstor Osuna. A partir de ese “florero de Llorente”, empezó un período de crisis ante la necesidad de democratizar la Universidad y pedir cuentas a la administración. Acto seguido el Consejo Directivo, movido por la necesidad de enfrentar una tutela, decidió reelegir como Rector a Juan Carlos Henao. En el afán de honrar este proceso de democratización, por primera vez, en 135 años de esta alma mater, se convocó el estamento profesoral para expedir el Estatuto de los Profesores. En una primera asamblea de abril se formularon confusas propuestas para mantener esta crisis a salvo de los medios de comunicación. ¿A quiénes pretendían callar y a qué le temen que se comente públicamente?
Democratizar quimera difícil
27 de noviembre de 2018
Democratizar es fácil, siempre que quien esté interesado en hacerlo tenga claro que basta solamente el propósito de crear canales seguros de expresión donde convivan todas las tendencias ideológicas. Eso es lo que buena parte de la comunidad universitaria espera del Externado.
La Decana y los medios
28 de febrero de 2019
Adriana Zapata, recién posicionada como Decana de la Facultad de Derecho del Externado, hizo público su nombramiento en los medios de comunicación, los mismos que paradójicamente hace unos meses censuró en medio de una asamblea, cuando era directora de uno de los departamentos de la Facultad. ¿Memoria selectiva u oportunismo? Se le olvida que impulsó y promovió una propuesta para que lo acordado en esa reunión se mantuviera alejado de la prensa.
No a la ley de punto final
24 de junio de 2019
La actitud de taparse los ojos y hacer borrón y cuenta nueva de los amigos del Rector Henao y de los defensores a ultranza del decadente Consejo Directivo, no es la solución para resolver las diferencias que hoy tienen sumergida en una crisis institucional al Externado. Es inútil e inmoral pretender resolver los problemas de la Universidad con el argumento de que la oposición son solamente cuatro gatos.
Mi vaina con El Externado
29 de julio de 2019
Primero como estudiante, luego como graduado y hoy como profesor emérito exijo que la Universidad recupere su institucionalidad y retome el rumbo del éxito que se ha perdido. Esta crisis no cesará mientras las directivas no enderezcan el rumbo y no será con amenazas ni con emboscadas rectorales como las aguas agitadas volverán a su cauce.
De la corruptela en el Externado
31 de agosto de 2019
¿No es corrupción que el Rector Henao, valiéndose de su inmenso poder, tratará de influir en la designación de un togado de Alta Corte, como Carlos Bernal? Eso se llama corrupción, así sea de cuello blanco. Que quede claro que un Rector debe poner su prestigio personal y el de la institución a salvo de esas triquiñuelas y avatares de la burocracia.
Auditoria secreta en el Externado
26 de septiembre de 2019

Se ha filtrado que este trabajo fue un engaño y que no ahondó en los aspectos centrales del manejo de los recursos. ¿A qué le teme el Rector que no permite que se conozcan esos resultados? Si la auditoria se realizó gracias a las exigencias de la comunidad universitaria que todavía clama por ese detalle mínimo de transparencia y rectitud ¿Qué sentido tiene  que la Universidad opté por la ley del silencio? Seamos serios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *